“Lo esencial es invisible a los ojos”

https://youtu.be/-49OU1O7lmo

cropped-img_3119.jpg¿Quien no recuerda esa frase?, muchos quizás ni la recuerden otros dirán, ah si el libro Principito que me dieron en la escuela!!, lo más probable se lo dió a leer a su hermana. Pues recientemente realizaron una película inspirada en dicho libro, genial!!!.

Son de los libro que hay que leerlos una y otra vez, y con cada lectura iras descubriendo diferentes enseñanzas, entre ellas, la importancia de apresiar las cosas no tangibles. Vivir con la inocencia de un niño, su imaginación, pero a medida que vamos creciendo, no arropa la frialdad de la adultez, con creencias, las famosas responsabilidades y el compás automático de vivir. Se nos olvida quienes somos y cual es nuestra misión de vida. Nos arropa la avaricia, el consumismo; trabajamos y trabajamos, no hay tiempo para vivir, para compartir.

Olvidamos a nuestro niño interior, quien nos recuerda lo esencial de la vida, de hay la frase del libro ” lo esencial es invisible a los ojos”, lo valioso no se puede medir, tocar ni comprar. Es nuestro se interior, nuestros sentimientos, los que deben regir el mundo. Se nos olvida que lo material no da la felicidad completa. Los momentos que pierdes en cosas triviales, las relaciones con los demás, eso es lo esencial.

Otra frase importante

” No debes valorar a la gente por lo que tiene sino por lo que es”, nuestra sociedad divide, clasifica a los demás según los objetos materiales que poseen. Te enseñan de generación, en generación que no eres pleno si no posees, casa, carros, prendas, un plasma de 50″. Todas ellas nos alejan de la realidad  y nos mantiene en un circulo vicioso de esclavitud comercial.

 Se le debe pedir a cada uno lo que está a su alcance realizar”, nos imponen tareas, nos programan para que realicemos tareas, ¿ pero en realidad están todas a tu alcance?. Comienzan las autocríticas, sin percatarnos que debemos fluir por el camino de la vida, sin exigirnos más de lo que podemos hacer y evitar fracasos innecesarios.

Nos enseña a su vez, que todas nuestras acciones tienen consecuencias, ” karma”, ” causa y efecto”. Recogemos lo que sembramos. “Uno es responsable de lo que domestica” cuando creamos vínculos con las personas, tenemos que tener cuidado, ya que hay que valorarlo. El principito se da cuenta que es demasiado joven para amar a la rosa, de hay parte que todo debe ser vivido a su tiempo, ” se le debe pedir a cada uno lo que está a su alcance realizar”. Por eso no debemos verlo como un fracaso, si no una carencia de experiencia. De esa manera podrás ir entendiendo las separaciones, esos primero vínculos amorosos.

Por eso te invito a que veas la película, te ayudara a comprender las enseñanzas que hemos dejado pasar al olvidarnos de nuestro niño.

Te invito a verla, luego puedes contar tu experiencia y comparti
r tu aprendizaje.

 

Y.Brito

Psiconatural-Y.Brito

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s